Gazeta de la melancolía


Mi libro más reciente, que publicará la editorial Libros Canto y Cuento en otoño de 2020, es una colección de setenta y dos textos breves titulada Gazeta de la melancolía (prosas de evocación y evagación). Entre octubre de 2018 y febrero de 2020, fui adelantando en la revista FronteraD una amplia selección de su contenido.

Siempre en tono de confidencia, hablo en estas prosas… de la vida. Es decir, de la niebla y de los ríos, de la memoria y la belleza, de los amigos que se fueron, los libros queridos y los discos de antes, de las amarguras viejas y la felicidad.

Así, en Gazeta de la melancolía, confieso dar de vez en cuando unos “Sorbos de esencia memorial” y viajo con Lord Dunsany a las “Ciudades de oro” de mi juventud. Pronuncio en voz baja mi “Credo del descreído” y mi diatriba “Contra el amor”, atiendo a “La llamada” de la montaña y hago “Memoria del frío”.

Paseo en el libro también por Málaga y por Roma, sigo las huellas de Corto Maltés en Cádiz y vuelvo a Madrid, Castilla y Asturias. Además, recorro ahí los “Caminos de la tarde” o describo un lugar que está dentro y fuera al mismo tiempo, y en el que huele siempre a menta fresca (The place I love).

Gazeta de la melancolía contiene reflexiones sobre una España muy personal (“Patria mía”, Genius loci, “Ya se van”), sobre el apetito de belleza y “La vida romántica”, sobre los padres y los hijos (“Reloj de plata”, “Legados”, “Cuál de mis tesoros”) o la escritura (“Quinientas palabras”, “Persistencia de la prosa”).

La literatura tiene mucha presencia en este libro, con textos dedicados a Galdós, Cunqueiro, Azorín y Carmen Martín Gaite, y otros inspirados en Machado, Zambrano, Gil-Albert, García Baena, Jiménez Lozano o Natalia Ginzburg.